27.5.06

Capítulo 58


André y Muleca van para la casa de Tomasia antes de invadir la hacienda de Leoncio. Malvinar regresa con su familia al darse cuenta que su esposo sigue obsesionado con Isaura, con André y que castiga a Joao y a Joaquina.Álvaro se emociona al hablarle a Geraldo sobre Isaura. Leoncio de pronto se ensaña con Joao y quiere obligarlo a que le pegue a doña Joaquina. Miguel, Isaura y Pedrito quedan al costado del camino por una rueda rota de su carruaje despúes de un día de campo. Alvaro pasa por allí y se ofrece a llevarlos.Belchior consuela a los viejos esclavos quienes le piden que vaya a la casa de la condesa por ayuda. Miguel invita a Álvaro a pasar a su casa. Mientras toman el té con torta, Álvaro elogia la belleza de Isaura y sus modales. MIguel se siente ancho y añade que su hija toca el piano y canta como los dioses.André y Muleca junto con los esclavos quilomberos son bien recibidos por Tomasia. Gioconda se queja y dice que su casa ya es una sucursal del quilombo. En eso llega presuroso Belchior y les pide ayuda para Joao y Joaquina que están siendo golpeados por el maldito. André quiere ir en ese instante a rescatarlos pero Belchior propone hacer un té para volver a dormirlos a todos y asi evitar muertes. Tomasia muy complacida le da dinero y le pide que le cuente todo lo que pasa en la hacienda. Álvaro habla sobre si mismo dejando encantada a Isaura al escuchar que él es un gran defensor del abolicionismo. En el burdel, Martinhio le cuenta al Sargento de Milicias que ya tiene un dato del paradero de Miguel gracias a un antiguo cliente de la carnicería.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice! Where you get this guestbook? I want the same script.. Awesome content. thankyou.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.